Educación emocional para prevenir la violencia escolar

El objetivo de la educación emocional es favorecer el desarrollo de competencias con una base emocional como su identificación en la propia persona

La educación emocional es una forma de prevención primaria que permite la adquisición de competencias que se pueden aplicar en múltiples situaciones, no sólo en la vida escolar sino en toda situación cotidiana como la prevención del estrés, ansiedad, depresión o violencia.

La educación emocional como prevención primaria pretende minimizar la vulnerabilidad de las personas y evitar la presencia de rasgos destructivos como la agresividad.

En la actualidad, contar sólo con información ya no es suficiente, hay que saber hacer, saber estar y saber convivir. El objetivo de la educación emocional es favorecer el desarrollo de competencias con una base emocional como su identificación en la propia persona y en los otros, denominarlas con su nombre correcto, regular las propias o desarrollar la habilidad para generar emociones positivas.

La vía por medio de la cual se pone en práctica la educación emocional es a través del juego, la relajación y actividades grupales.

Adquirir competencias emocionales favorece las relaciones sociales e interpersonales, facilita la resolución de conflictos a través del diálogo y la empatía, favorece la salud mental y física, y además, contribuye a mejorar el rendimiento académico en las y los estudiantes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...